menu-icon menu-close-icon
background-header

¿Pueden el té y las infusiones ayudar a controlar la ansiedad?

Aunque muchos creen que el té es una bebida ligera que puede ayudar a disminuir la ansiedad no siempre es el mejor aliado. En estos casos, es mejor preparar infusiones con hierbas que contengan propiedades relajantes sin exceder su consumo ni considerarlas como un tratamiento único para el manejo de ansiedad. 

Vivimos tiempos de introspección, nos encontramos en una época en donde permanecer mucho tiempo en un mismo entorno puede jugarnos una mala pasada y activar algunos síntomas de ansiedad en casa.  

Si percibes que tus nervios aumentaron un poco o sientes una leve taquicardia, algunas infusiones pueden ayudarte a relajar. Pero si además a los síntomas mencionados, sientes una fuerte presión en el pecho, debilidad e hiperventilación, lo mejor es que acudas a un profesional de la salud para que te ayuden a manejar lo que probablemente es un ataque de ansiedad. 

¿Qué infusiones pueden ayudar con la ansiedad leve? 

Como ya lo hemos mencionado en otras notas del blog, el té contiene teína que es un energizante similar a la cafeína, lo cual no es muy recomendado para disminuir la ansiedad ya que acelera el sistema nervioso. Mientras que existen otras hierbas que por sus componentes relajantes pueden ayudar mucho a retomar la tranquilidad siempre y cuando se consuman con todo el conocimiento evitando efectos secundarios negativos. 

Estas son las tres hierbas más recomendadas para ayudar a disminuir la ansiedad:

Valeriana: En algunas ocasiones la valeriana puede funcionar a disminuir la ansiedad y el estrés, pero ten mucho cuidado, asegúrate de consultar primero con tu médico durante cuanto tiempo deberías tomar valeriana, ya que su consumo durante periodos extensos puede producir mareos y dolores de cabeza. 

 Manzanilla: Mientras que su consumo sea esporádico, podemos decir que la manzanilla es segura y eficaz. Pero hay que tener muy claro que la manzanilla no hace bien a todo el mundo. Por un lado, existen muchas personas alérgicas a plantas de la familia de la manzanilla como la caléndula, la margarita y el crisantemo. Por otra parte, no es recomendada para personas que consumen medicamentos anticoagulantes. 

Toronjil: Aunque hay pocas investigaciones, se ha hecho evidente que el agua de Toronjil puede reducir algunos síntomas de ansiedad. El toronjil generalmente es bien tolerado y se considera seguro en el uso a corto plazo, pero no hay que confiarse, ya que en algunas personas puede provocar náuseas y dolor abdominal. 

Como ven, la clave está en tener en cuenta estas infusiones como una opción parcial para casos de ansiedad leve y no considerarlas como un tratamiento para manejar la ansiedad a mediano o largo plazo.