menu-icon menu-close-icon
background-header

Lo bueno del té helado

Cuando pensamos en té nos imaginamos las típicas tazas calientes de donde el vapor sale casi cinematográficamente. Pero el té también tiene su lado fresco, un lado refrescante con muchos beneficios. Aquí te compartimos algunos:

Tés cítricos y de menta

Nada mejor para combatir la sed en un día caluroso que un té helado con el toque fresco que nos da la menta o uno que tenga un toque cítrico proveniente del limón y la naranja con mucho hielo.

Es bueno para la piel

El té helado sin azúcar además de refrescarte le aporta a tu cuerpo antioxidantes, lo que ayuda a desacelerar el envejecimiento de la piel.

El té verde con limón ayuda a una buena digestión

Además de ser refrescante, este té helado estimula la circulación gracias a sus propiedades antioxidantes que favorecen el proceso de digestión. También es importante resaltar que sus aceites esenciales aumentan el flujo de los jugos gástricos.

Para una mente más veloz

Sus propiedades hacen que nuestra actividad mental sea más ágil mientras ayuda a mantener en buen estado la salud de nuestro sistema nervioso.